Copiapó: Planta purificadora solar entrega agua a 42 familias de un campamento

“En el contexto regional se sabe ya que estamos consumiendo más agua de lo que las napas poseen o lo que están acumulando”, dice categórico, Mario Valladares, director del proyecto ‘Planta de Agua Purificadora’, uno de los proyectos ganadores del programa Inventa Comunidad, iniciativa conjunta entre Minera Candelaria y Chrysalis sede Copiapó.

El proyecto consiste en un módulo que tiene la capacidad de purificar agua y hacer que se mantenga por un determinado tiempo, sin pudrirse y que no genere bacterias. Este módulo –alimentado por energía solar- va directamente en apoyo a las comunidades que en Atacama son abastecidas por camiones aljibes.

“Lo que buscamos con este proyecto es que se convierta en un aporte transversal para la región”, comenta Mario. “Hoy en día nos correspondió un campamento, para iniciar el primer prototipo, pero yendo más allá de esta solución puntual, el tema del agua acá en Atacama es crítico, por eso el instaurar un método de innovación acá es fundamental, así como motivar a otros a visualizar otras soluciones”.

Agrega que para el equipo fundador, compuesto además por Diego Cortés, Andrés Spataris y Mauricio Gálvez, es muy relevante poner en contexto la desigualdad que hay en nuestro país y cómo nosotros, como ciudadanos, podemos, desde la sociedad civil llegar a una buena idea y que con este tipo de programas (Inventa Comunidad + Chrysalis) llegar a idear soluciones. El tema es, “qué hacemos nosotros por nuestra región”, dice Mario.

Chrysalis planta purificadora de agua inventa

El módulo está instalado en el Campamento Candelaria, que se abastece día por medio de camiones aljibes, a través de la municipalidad y la forma de almacenamiento del agua no es el más adecuado, pues se les descompone muy rápido. Además, los pobladores están supliendo esta necesidad por bidones de agua purificada.

“Lo que buscamos es poder generar una alternativa para los habitantes de los campamentos y entregarles la misma calidad de agua, pero a un menor costo. El módulo purifica el agua con energía solar, y el proceso no es estándar para todos, sino que es un tema participativo por comunidad”, explica Valladares.

En el campamento están trabajando con 42 familias las cuales están organizadas en un comité de vivienda con el fin de postular a una morada definitiva, o que se les pueda urbanizar el lugar, que es precisamente en el proceso en que están ahora para poder entregarles el título de dominio.

¿Cómo funciona la planta purificadora?

“El módulo purificador queda inserto dentro de la comunidad y es administrado por ellos, entonces nosotros le entregamos capacitación y empleo a una persona del campamento, quien estará a cargo de las mantenciones y todos los procesos que necesite la planta”, explica Mario. “Esta persona recibirá un sueldo y, con los ingresos que se puedan obtener en un plazo de 5 años, este dinero será repartido entre las 42 familias para que les sirva como ahorro inicial para presentar su postulación a la vivienda propia”.

Mario señala que este proyecto implica conocer las comunidades, más allá del tema del agua y en un futuro, apelar a la RRSS de algunas empresas para que opere dentro de ellas a un costo menor.

“La idea es replicar el modelo en la mayor cantidad de comunidades posibles. Sin olvidar que también puede funcionar dentro de empresas o colegios, para contar con agua de buena calidad y a costos más bajos de lo que se está administrando el agua en la región”.

Todo este proceso ha contado con varios análisis de almacenamiento y la ‘dureza’ que es el principal factor de por qué el agua es de tan mala calidad en la región. En un futuro el módulo podría llegar a purificar agua no potable. Algo relevante tomando en cuenta que nadie está bebiendo el agua de la llave.

“Por lo mismo, nos importan las normas chilenas de calidad, pero lo más importante es regirnos por las normas internacionales que entrega la OMS, que son los rangos a nivel mundial que debe tener la ‘dureza’ de agua para el consumo humano. Queremos operar dentro de ese rango”, señala Mario.

Mario finaliza enfatizando que para la población de la región no hay otra alternativa que los bidones de agua embotellada de 20 litros, un creciente mercado que se ha abierto en la región. “Nosotros queremos apelar a algo diferente, más sustentable, más amigable con el medio ambiente y a un costo mucho más barato. Estas son los principales atributos con los cuales queremos entrar a competir”.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Corporación para el desarrollo de la región de atacama 2014

Diseñado y desarrollo por Rodrigo Miranda