Juan José Ronsecco, presidente de CORPROA:

“Rechazo al proyecto Fenix Gold es un nuevo golpe al desarrollo de la Región de Atacama”

Como decepcionante y un nuevo golpe a las posibilidades de crecimiento de la región, calificó el presidente de la Corporación para el Desarrollo de la Región de Atacama (CORPROA), Juan José Ronsecco, la decisión de la Comisión de Evaluación Ambiental (CEA) regional de rechazar el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) del proyecto aurífero Fénix Gold, que la canadiense Rio2 busca levantar en el llamado “Cordón de Oro” del distrito minero Maricunga, esgrimiendo como argumento principal que no aportó la información suficiente de los impactos sobre la fauna del lugar.

Los recursos estimados a movilizar por esta iniciativa bordean los US$ 206 mil millones, junto a la generación de 1.200 puestos de trabajo en su etapa de construcción y otros 550 empleos permanentes durante el desarrollo del proyecto.

En este escenario, Ronsecco fue rotundo: “es un nuevo golpe para la economía atacameña, este tipo de medidas solo alejan las oportunidades de inversión en la región, en menos de 30 días se bajaron dos importantes proyectos que apuntaban a impulsar el desarrollo económico y social de la región”.

“Considero que se está estigmatizando a las empresas, nos hemos quedado congelados en temas y dificultades del pasado que no nos permiten avanzar. Atacama se está quedando atrás, esto afecta a nuestra gente que sufre el impacto de la postergación del crecimiento, situación que solo se combate generando empleos y acá estamos dejando ir más de mil puestos de trabajo solo en la etapa de construcción y más de 500 durante los 17 años de la fase de operaciones” destacó.

Para el líder gremial es importante “no permitir que nuestra región se desmorone. Insisto, no podemos seguir estigmatizando todos los proyectos con los errores del pasado. Entiendo que todavía se está al debe a algunas situaciones y que tenemos que trabajar todos mancomunados en cambios a las normas medioambientales, pero también es cierto que actualmente los inversionistas tienen una mirada distinta y su responsabilidad en estos temas ambientales son sus prioridades”.

Asimismo, Ronsecco agregó que “ya lo dije una vez y lo reitero, esta medida está en contra a lo que se quiere impulsar como gobierno, ya que estamos perdiendo oportunidades de desarrollo para la Región de Atacama. No se explica cómo el presidente Gabriel Boric, en días pasados estuvo en Canadá invitando al empresariado de ese país a invertir en Chile y acá se hace todo lo contrario al cerrarle las puertas a este gran proyecto, precisamente canadiense. Me pregunto ¿queremos o no, crecimiento y desarrollo para Atacama? En definitiva, es una incógnita que cada vez está más difícil de responder si se sigue por esta línea del rechazo a grandes proyectos” concluyó.

Por su parte, la canadiense Río 2 indicó, a través de un comunicado que “tras esta decisión, la compañía trabajará en la evaluación de sus opciones y decidirá un plan de acción. Una vez que se complete el plan, la compañía anunciará cómo pretende ejecutarlo y proporcionará el cronograma revisado”.

Según Río2, “esto está bien respaldado por la posición del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) con las siguientes consideraciones clave favorables:

  • El Proyecto cumple con toda la normativa aplicable y cumple con los requisitos ambientales para el otorgamiento de los permisos sectoriales aplicables.
  • Fénix Gold ha culminado satisfactoriamente los procesos de participación ciudadana y consulta indígena.

Es importante destacar que Fénix Gold sigue con la convicción de que ha aportado la información técnica y los estudios suficientes para obtener un dictamen favorable al EIA, agrega el comunicado.